Drácula – Bram Stoker

¡Hola bonitos y bonitas!

img_0124

Hoy el libro del cual vengo a hablar es Drácula. Lo leí hace unos años en el instituto y lo he releído y no sé porqué no lo he hecho antes, porque me encanta.

Supongo que muchos conoceréis a Bram (Abraham) Stoker y su Drácula, que cuenta una historia versionada varias veces y del que tanto hemos oído hablar. Quizá los más famosos sean Nosferatu (la primera adaptación de 1922) y Drácula, de Bram Stoker (Francis Ford Coppola, 1992).

Hace tiempo que vi Nosferatu y aún ser una película muda, en blanco y negro y con una pésima calidad, tiene un encanto muy especial. La verdad es que da mucha grimita.

nosferatu-0-0

En cuanto a la película de 1992, de mano de Gary Oldman con su magistral actuación, me parece maravillosamente bien adaptada pues es tal cual al libro. Quizá incluso se hace un poco lenta, cosa que no me pasa con el libro.

bram-stokers-dracula-coppola-650

 

sepa

 

Tengo que reconocer que en mi ignorancia juvenil pensaba que Drácula era una historia fantástica más, no me dio por rebuscar un poco. Imaginaos cuán mayúscula fue mi sorpresa cuando descubrí que Bram Stoker se basó en la historia-leyenda de Vlad Drăculea, un príncipe rumano que vivió en el siglo XV y que fue conocido como Vlad el Empalador. Su historia es una de las más terribles que he oído, y mira que en esa época histórica se llegaron a cometer atrocidades. Si queréis saber más sobre Drăculea, pinchad aquí y aquí, para conocer concretamente el porqué del mito.

En cuanto al libro, Bram Stoker manipuló la idea del príncipe Vlad del siglo XV y la llevó a la Inglaterra victoriana, lo cual resulta muy atractivo en la historia. Al menos yo encuentro el periodo victoriano muy interesante y creo que fue un gran acierto trasladar la historia pues aunque el siglo XIX nos queda lejos, más lejos nos queda el XV, así que resulta más fácil imaginar la escenificación. No sé porqué pero creo que se me habría hecho un poco más complicado y raro tener que imaginar la historia en la Edad Media. Manías.

La historia trata sobre Jonathan Harker, un joven inglés prometido con Mina Murray. El protagonista viaja a Transilvania a solventar unas operaciones que el Conde Drácula quiere realizar en suelo inglés, pero cuando llega en seguida ve que el Conde no es un Conde cualquiera. Pronto y sin darse cuenta, se convierte en su prisionero y deberá escapar del castillo si no quiere que las tres vampiresas que conforman una especie de harem de Drácula acaben con él.

En Londres, Mina Murray visita a su amiga Lucy Westenra, que enferma por causas desconocidas para Mina y su prometido, Arthur Holmwood, hasta que el destino y el reencuentro de Jonathan y Mina hacen que éste, Arthur y otros compañeros tengan que poner remedio a la existencia del Conde Drácula con la ayuda de Van Helsing, un doctor-sacerdote experto en vampiros.

Lo que más me gustó del libro es que en vez de estar leyendo me parece estar viendo una sucesión de imágenes. Stoker ha sido capaz de hacerme ver cada imagen que describe, claramente. El aura oscura que desprende la historia y la tensión que viven los personajes se transmiten con fuerza, por lo que debo alabar al traductor, que ha sabido plasmar lo que Stoker quería desde un principio.

Quitando todo el tema vampiresco, al fin y al cabo esta historia trata del amor. El amor que Vlad sentía por su mujer; el amor que el protagonista, Jonathan Harker siente por su prometida Mina. Claro que si Stoker no hubiera endulzado la historia muy pocas personas hubieran seguido a un príncipe sanguinario y torturador.

Mi(s) parte(s) favorita(s), sin hacer spoilers, es cuando Lucy Westenra, amiga de Mina y que sufre sonambulismo, sufre episodios de “acoso” por parte de Drácula. No tengo un porqué concreto, sino que simplemente las escenas se me quedaron grabadas en la mente.

Otro punto fuerte es que mantiene el suspense durante toda la trama lo cual es complicado en un libro en el cual hay muchos frentes abiertos y se narra la historia por los diarios de los protagonistas (Jonathan y Mina, principalmente) y la correspondencia entre estos, además de Mina y algún que otro personaje.

Lo que menos me gustó es que igual que Stoker tiene facilidad para que las imágenes fluyan en tu mente, hay ocasiones en las que quiso explicar tan tan bien las situaciones que se hacía un poco lioso y tenía que volver a leer de nuevo párrafos enteros.

 

Mi nota para este libro es de 7/10. Me gustó mucho leer este clásico pero no acaba de encajar en el tipo de libro que suelo leer. De todas formas, creo que es un libro que debe leerse alguna vez y además ver la película de Coppola (o películas) para hacer ese ejercicio que nos gusta tanto a los lectores de ver cuánto se parece la película al libro.

Espero que os haya gustado el post de hoy y que si no conocíais cuál era la historia que inspiró a Bram Stoker se os haya despertado la curiosidad.

dracula_bram_stocker1

 

 

¡Besitos y hasta la próxima semana! ❤

firma 1

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Drácula – Bram Stoker

    • Bueno, para leer un clásico siempre hay que tomarse un tiempo y hacerlo en el momento correcto (al menos en mi caso, que me cuesta leer cuando el lenguaje es más…culto, por así decirlo. Me cuesta más seguir la historia porque me canso). Ya me dirás qué tal cuando lo leas 😊 Un besito!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s