Persiguiendo y Encontrando a Silvia

silvia-01-persiguiendo-a-silvia-elisabet-benavent

Título original: Persiguiendo a Silvia

Autora: Elísabet Benavent

País y año de publicación: España, 2014

LA CONTRA

Silvia trabaja en una importante multinacional y está perdida. Sílvia necesita encontrar a alguien para olvidar a Álvaro. Álvaro es su jefe y acaba de romperle el corazón. Bea, su mejor amiga, le propone un viaje… Y allí Sílvia se encuentra con Gabriel… Gabriel es una estrella del rock y también tiene problemas. Silvia y Gabriel conectan desde el principio. Y pronto descubrirán que ese encuentro cambiará sus vidas.


 

Título original: 51oltlzmerlEncontrando a Silvia

Autora: Elísabet Benavent

País y año de publicación: España, 2014

LA CONTRA

Silvia necesita estar al lado de Gabriel, saber que está bien. Pero Gabriel no cree en el amor; no como Silvia. Silvia tiene problemas con Álvaro cuando recibe una oferta irrechazable. Silvia busca señales; desea encontrarse. Pero el lado oscuro de la fama y una personalidad autodestructiva la pondrán a prueba.

 

 

OPINIÓN PERSONAL 

Es la primera vez que leo a Elísabet Benavent. Me habían recomendado varias veces esta pequeña saga y no me ha decepcionado.
persiguiendo-a-silvia

La primera parte, Persiguiendo a Silvia, se estructura en dos tiempos, pasado y presente en capítulos alternos, explicando la relación de Silvia (la protagonista) con su guapísimo jefe y con Gabriel, una estrella del rock que conoce por casualidad, respectivamente.

A simple vista ya vemos que la relación entre Silvia y Álvaro es tóxica de narices. Él es un poco snob y se le ve forzado en la relación. Muy automatizado. Muy reacio a decir te quiero. Y eso repatea a Silvia.

En un intento de dar carpetazo a su tensa situación con Álvaro después de su ruptura (y habiendo tenido algunas recaídas por el camino…) Silvia se va con su amiga Bea (otro personaje más que genial: la más mejor amiga que todas tenemos o querríamos tener) a Ibiza, a retozar con algún guapetón que se les cruce. Pero Álvaro le destroza la noche a Silvia y acaba llorándole a un desconocido, Gabriel, en la playa. A partir de ahí S&G entablan una relación de amistad muy fuerte y Silvia empieza a sentirse entre la espalda y la pared, entre Álvaro, el chico serio que la vuelve loca y Gabriel, el rockero despreocupado y adorable (que también la vuelve loca, pero no lo reconoce).

En mi opinión las dos historias acaban equilibrando la balanza. Todo lo que tiene uno, le falta al otro, así que es comprensible que la pobre Silvia esté todo el rato en plan “a ver qué hago yo ahora”.

Me gustó mucho el tono desenfadado y ágil de la lectura, las escenas ridículamente divertidas y, sobre todo, el carácter de Silvia. Es absolutamente adorable. Sin más, la quieres. Y creo que es porque es muy humana. Todo lo que narra, cómo se siente, cómo se suman los acontecimientos desagradables en su vida…es muy real.

Lo único que “no me ha gustado” es la grandísima cantidad de escenas de sexo que aparecen en los capítulos de Silvia y Álvaro. Normalmente, cuando he leído otros libros del estilo, pasaba de largo estas escenas para ir directa a la historia. En este caso, sí que hay muchas pero resultan también naturales, y aunque yo nada más quería seguir con la chicha del asunto, lo he acabado leyendo todo porque al final me di cuenta de que esas partes formaban el sentido de la historia con Álvaro, una historia de “amor” basada en el sexo…y en la que ella quiere demasiado. Así que tengo sentimientos encontrados.

En cuanto a la historia entre Silvia y Gabriel en esta primera parte, sólo se me ocurre una palabra para describirla: sublime. Aún y con lo poco probable que parece que una chica conozca a un rockero famoso y súpermegarico que vive en L.A. y vivan algo especial. Casi podía ver a Gabriel tocando la guitarra para Silvia, o verles delante de las fuentes del Bellagio en Las Vegas. Todo muy idílico, todo muy romántico, y dentro de lo poco probable, muy real.

portada-encontrando-silvia

En cuanto al segundo libro, Encontrando a Silvia, se centra sobre todo en la relación entre Gabriel y Silvia. Sin dar muchos rodeos para no destrozarle la historia nadie, me parece un buen retrato del amor, pero también de los excesos y la vida de los famosos. Todos vemos la parte bien, la de los lujos, vestidos y casas caras, pero aquí una vez más se retrata una realidad muy habitual, el lado oscuro de la fama, y Gabriel no es una persona muy estable psicológicamente que digamos como para aguantar esta vertiente. Se aborda el tema de las drogas de manera natural pero desgarradora, porque aunque no entra en detalles escabrosos, la experiencia narrada por Silvia lo es. Un 10 a la evolución de la personalidad de Silvia, así como un 10 al libro cuando llega al clímax de la historia. El desarrollo de los personajes masculinos también resulta interesante: Álvaro, el capullo al que odias con toda tu alma después del primer libro da hasta penita y Gabriel desencadena una serie de emociones, como la compasión y el rechazo. No faltan por supuesto las escenas de sexo pero una vez más forman parte del conjunto, el libro no puede existir sin ellas y son una forma más de entender a Silvia; no tengo tanta queja como con el primer libro. Ah, y el final es maravilloso. Me apetecía un final así.

Para finalizar, quiero resaltar un par de cosas más.

Sobre los personajes secundarios; Bea, la maravillosa mejor amiga de Silvia, los geniales hermanos de Silvia (Varo y Óscar), Volte (el guardaespaldas de Gabriel) e incluso la estiradísima familia de Álvaro, conforman el fondo de la historia, la amenizan y la hacen más real si cabe.

Sobre Silvia, su carácter. Es una mujer independiente y muy muy fuerte cuando tiene que serlo, y dependiente cuando también. Es decir…cualquier mujer que lea el libro (y me dirijo a las mujeres porque al ser narrado en primera persona por una chica es más fácil identificarte, aunque tanto da) habrá sentido mínimamente esa sensación de querer dejar ir y no poder, de querer cerrar la puerta con un portazo y decir “adiós muy buenas” y no haberlo hecho; haber llorado hasta dormir, beber para olvidarte por un rato del mundo y sentir un odio y una rabia tan desmedidos que casi podría una morirse. Una vez más, la realidad supera la ficción.

Así pues, le pongo a Persiguiendo a Silvia un 7,5/10 y un 9/10 a Encontrando a Silvia. Si buscáis enamoraros, cómo te avisa la autora en sus libros, ¡esta es la lectura perfecta!

 

¡Besitos y hasta la próxima!

firma 1

 

PD: Siento verdadera curiosidad por cómo quedaría esta serie plasmada en un par de películas de producción hollywoodiense.

Anuncios

Un comentario en “Persiguiendo y Encontrando a Silvia

  1. Pingback: El después de Encontrando a Silvia – En el corazón de los libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s